Lunes, 16 Mayo 2022

Un tinto en Colombia

Publicado el Lunes, 04 Abril 2022 06:15 Escrito por Alejandro Bustos

Cuando el equipo de esta maravillosa publicación me sugirió escribir algunas vivencias a partir de los muchos caminos andados con la música y el canto, anécdotas y personas que he conocido, lo primero que me vino a la mente desde mi entrañable y querido baúl de los recuerdos, fue contar algunas de las cosas vividas en mi amada COLOMBIA.

Pero antes de avanzar, quiero saludar afectuosamente a todas y cada una de las personas que me han comentado que leyeron y coincidieron con el artículo publicado en la edición anterior, artículo escrito a partir de los últimos acontecimientos políticos y sociales en CHILE. Admito que me sorprendió gratamente observar la gran cantidad de vecinos y vecinas de nuestra ciudad y la  provincia, que leen la versión impresa de Calle Angosta.

En el año 1994 tuve la oportunidad de viajar a cantar por primera vez a Colombia, país de inmensas montañas y playas caribeñas, con una cultura riquísima y lo mejor, la calidez y hospitalidad de su pueblo, cosas que enamoran para siempre a quienes la visitan.

Mi compañero de viaje y escenarios fue , como tantas veces, Pablo Oviedo, quien durante muchos años fue director musical y arreglador de las distintas formaciones de músicos  que me han acompañado ,tanto en vivo como en las sesiones de grabaciones en estudio. Debo mencionar que Pablo en su extensa y prolífica trayectoria como músico y profesor de danzas, entre otras cosas, fue director de las gloriosas 100 guitarras mercedinas.

A poco de llegar al majestuoso aeropuerto El Dorado de Bogotá, con sus increíbles artesanías en oro en los pasillos que reciben al viajero, nos instalamos en un bellísimo hotel colonial ubicado en el histórico barrio La Candelaria, en la parte antigua de la capital colombiana.

Ya instalados en el hotel y luego de descansar, ya que veníamos de estar en Chile por uno días, bajamos a la confitería para tomar un buen y revitalizante desayuno para arrancar el día .

Nos atiende para mi placer un mozo, mesero, de unos cuantos años. De esos que conocen muy bien el maravilloso oficio gastronómico y nos consulta amablemente que íbamos a tomar. Pablo ordena un buen y suculento desayuno, yo le consulto si entre los jugos tropicales que tenían, alguno era energizante como para disimular un poco el cansancio del viaje. Me mira y con su mejor expresión de buen anfitrión me dice: "me voy a permitir sugerirle al caballero que se tome un buen Tinto, tenemos el mejor de Colombia" .

Haciendo un esfuerzo para no perder la amabilidad y educación le respondí que le agradecía el consejo pero no me parecía oportuno para mi cansancio tomarme un tinto de mañana. Ante la insistencia, siempre afectuosa, le comente a Pablo si este señor me habría visto cara de borracho como para andar tomando vino tan temprano en la mañana.

Luego salimos a conocer la bellísima Bogotá y observe que en todas la cafeterías y bares ofrecían el "Mejor tinto de Colombia", que resulto ser nada y nada menos que el café solo, bien negro y fuerte, que es único en el mundo como lo promocionaba Juan Valdez en una legendaria publicidad de los años 70 ambientada en el corazón del Valle Cafetal. A propósito del Valle Cafetal, tuvimos oportunidad de atravesarlo y disfrutarlo, camino a actuaciones en Medellín, Antioquia. Allí conocimos el aeropuerto donde perdiera la vida terrenal, el inmortal Carlos GARDEL, pero eso será motivo de otra anécdota.   

Vuelvo al relato original, en Bogotá y con el mesero que me había ofrecido un tinto, que yo confundí con vino y resultó ser café. Decidido a pedirle disculpas al mozo por no haber aceptado su sana y amable sugerencia. Fui razonando y aprendiendo que en distintos países una misma palabra puede tener distintos significados y prestarse a risueñas confusiones. De regreso, “cogimos” el primer taxi que encontramos que nos llevó al hotel. Bogotá es la capital de uno de los más apasionantes países que he conocido.

Dentro de mis sueños y proyectos cercanos, está el de volver a cantar a mi querida Colombia.

Calle Angosta | Periódico Digital. Publicación digital con artículos de interés en diversas temáticas, con selección de textos, imágenes, audios y vídeos.