Martes, 04 Octubre 2022

10 álbumes para sumergirse en el sonido

Publicado el Miércoles, 07 Septiembre 2022 08:50 Escrito por

Una verdadera experta recomienda algunos discos que la han impresionado por la forma en que fueron registrados para la posteridad

Es una ingeniera de sonido colombiana, experta en masterización, que empezó su carrera en los Battery Studios de Sony Music en Nueva York. Por sus manos han pasado las obras de algunos de los más grandes artistas para ser remasterizadas o restauradas; Miles Davis, Bob Dylan, Billie Holyday, Elvis Presley, Tito Puente, Nina Simone, Johnny Cash, Aretha Franklin y Sting, se cuentan entre las figuras cuyas piezas han sido tratadas por ella. Una mirada a sus créditos en allmusic.com o discogs.com la muestran, además, colaborando en lanzamientos de gente como AC/DC, Whitney Houston, NSYNC y Britney Spears.

Recientemente trabajó en el disco Ancestras, de Petrona Martínez, que recibió el Grammy Latino como Mejor Álbum Folclórico. Actualmente, María trabaja de forma independiente desde Ámsterdam, donde además comparte sus conocimientos en el Abbey Road Institute.

Lenine / Na Pressão

El disco abre con una guitarra en estéreo que suena grandísima. En este álbum Lenine experimenta con el sonido de la guitarra, juega con ruidos del puente, con las cuerdas, los armónicos… sonidos que para muchos serían “sucios”, logrando crear no solo capas de sonido, sino dándole carácter al disco. Algunas veces pueden resultar agresivas, otras veces generan mucho movimiento.

Billie Holiday / Lady In Satin

Probablemente no soy tan objetiva con este álbum, todo me encanta. El sonido suave de las cuerdas, la trompeta con tonalidad cálida y redonda, la batería, el piano y la orquesta, son apenas el telón de fondo para la voz de Billie. El color de su voz, las respiraciones, el sonido que hacen sus labios al cantar, y su voz -algunas veces ya frágil, pero poderosa- hacen que este disco me ponga la piel de gallina.

Nine Inch Nails / The Fragile

Un álbum que no te da un momento para relajarte. Te deja siempre a la expectativa de lo que va a pasar, el volumen es súper dinámico, cambia de suave a fuerte y luego se llega al casi silencio con claridad. La combinación entre los sonidos electrónicos y la banda hace este disco súper impactante.

Rage Against The Machine / Rage Against The Machine

Además de la claridad y del movimiento del bajo con la batería, las dinámicas de este álbum son increíbles.  En mi opinión, una de las mejores mezclas en un género donde los discos suelen perderse en el volumen para causar impacto.

Miles Davis / Bitches Brew

Una grabación debe capturar el sonido en un espacio del tiempo. Como una fotografía. Bitches Brew es un dibujo de la mente/creatividad de Miles, quien en este disco crea una composición en vivo. Este disco conduce a ese cuarto, a estar con los músicos, a sentir las resonancias del recinto, e invita a ser partícipe de un momento único y mágico.

Björk / Vespertine

Björk sabe cómo mezclar texturas, sonidos, ruidos, y crear experiencias sónicas, casi cinematográficas, creando la ilusión de un espacio del estéreo más amplio. Polirritmias, sonidos contradictorios, clics, hiss, todo lo que no se espera que salga en un disco, de repente se vuelve sorprendente.

Los Lobos / Kiko

Un disco lleno de texturas y colores. La saturación le da un sonido vintage que se mezcla con las guitarras eléctricas, produciendo un sonido único y cálido. El stereo field es grande, con muchas resonancias, pero todo es muy nítido. Me llama mucho la atención cómo las guitarras son “paneadas”.

Robert Plant & Alison Krauss / Raising Sand

Robert Plant es un genio. Este disco es impecable en claridad, sin sonar híper limpio, todo lo contrario, es muy cálido, tridimensional, con peso y movimiento. Las voces suenan espectaculares, la combinación de ambas voces es perfecta. Las frecuencias bajas son profundas, pesadas y dan los cimientos para que todo crezca a su alrededor.

The Beatles / Abbey Road

El mejor ejemplo de lo que es un álbum. Te cuenta una historia de principio a fin. Las pausas entre las canciones, el orden, la consistencia del sonido, los colores, hacen que el disco fluya y se pierda la noción del tiempo. Técnicamente es el primer disco de los Beatles que fue mezclado solo para estéreo. Grabado en una cinta de 8 canales con una consola de Solid State que le da resonancia de las frecuencias bajas, calidez, tonalidad y claridad de las altas.

John Hammond / Wicked Grin

Además de la claridad en todos los instrumentos, el sonido del cuarto de grabación es muy importante en este disco. Le da tonalidad y esencia al álbum. Te hace sentir el moodiness del blues, la calidez, los cepillos de la batería, todo eso le aporta como una cortina de humo. La voz es súper profunda, baja, y logras escuchar las resonancias de su pecho.

Visto 167 veces

Calle Angosta | Periódico Digital. Publicación digital con artículos de interés en diversas temáticas, con selección de textos, imágenes, audios y vídeos.

Archivos de programas