Lunes, 22 Julio 2024

BOPREAL, nueva estatización de la deuda privada

Publicado el Viernes, 15 Diciembre 2023 18:48 Escrito por Javier Ortega

A. Los importadores compran dólares al BCRA al precio oficial para pagar los bienes y servicios que adquieren al exterior. Para ello, le muestran el contrato de compra/ contratación al BCRA, el BCRA chequea a través de la Secretaría de Comercio ( SIRA para importación de bienes, SIRASE para importación de servicios) y le vende los dólares al precio oficial para pagar esa operación que está en el contrato.

B. Los ciudadanos de a pie no accedemos a ese dólar oficial. Nosotros tenemos que ir al ahorro por un límite pequeño ( no más de 200 dólares al mes) pasado el cual, caemos en el blue, el mep... y si tenemos grandes espaldas, al contado con liqui. Todos estos dólares son más caros que el oficial.

C. Y acá aparece el negocio financiero. Pasarte de pesos a dólares, al precio de dólar oficial. Que siempre es más barato que el blue, mep y contado con liqui. Y después, atesorar esos dólares... o comerciarlos pero al precio blue, y haces ahí la diferencia. ¿Como harías esto con el bono ( BOPREAL) que largó Bausili-Caputo- Milei en el BCRA

D. En la época de Massa, no había dólares en el BCRA. Con lo cual había un montón de importaciones de bienes ingresados, un montón de servicios importados contratados... pero no pagados. Le "fiaban" a las empresas importadoras, ya que éstas no podían pagar porque los SIRA y SIRASE (autorización de Secretaría de Comercio para que compres dólares al barato precio oficial) estaban pisados. Así, estas empresas acumularon deudas en dólares.

E. Pero tengamos en cuenta algo. Hoy el 70% del comercio internacional es intra- firma. Esto es, una misma empresa comercia consigo misma. La casa matriz en Nueva York le vende a su propia sucursal en Buenos Aires.

F. Esto permite defraudar al fisco. Pirulín SA Buenos Aires paga un jugoso contrato por servicios de asesoramiento jurídico y contable a Pirulin Ltd, su casa matriz con sede en Nueva York. Los servicios nunca existieron, pero Pirulín SA Buenos Aires va con el contrato al BCRA y compra dólares oficiales ( baratos) para pagar los supuestos servicios contratados a su casa matriz. O sea, dibujaron una operación inexistente para que les den un SIRASE.

G. Pero aún cuando la operación hubiera existido, tengamos en cuenta que solo a las grandes empresas con grandes espaldas les fían. Al chico, no pagas, no te doy la mercadería. Por eso, los que acumulan deudas por bienes y servicios importados -pero no pagados en dólares- son los grandes, no los chicos.

H. Lo que hace Bausili es largar un papel ( BOPREAL) en dólares, que estas grandes empresas, mostrando su deuda acumulada con proveedores en el exterior al BCRA ( dibujada o no) pueden comprar en pesos, al tipo de cambio oficial ( barato en relación al blue y contado con liqui). Y con ese papel, pueden pagar su deuda acumulada al exterior. El BCRA no va a investigar si la deuda era real o dibujada. En el mientras tanto, el BCRA da la posibilidad de canjear esos papeles ( BOPREAL) que compró la gran empresa en pesos, por dólares en el 2027, con más una tasa de interés ( en dólares) que te da el BOPREAL

I. Así Milei te da un canal nuevo para dolarizarte gratis si sos grande y dibujaste la deuda. Si la deuda es real, al estar el BOPREAL en dólar oficial barato, el Estado te subsidia el pago de tu deuda. Gran parte de las empresas que harán fila para comprar el BOPREAL son a la vez exportadoras, con lo que tienen acceso a dólares, ya que triangulan las exportaciones y gran parte de los pagos los cobran directamente en bancos afuera del país, no ingresandolos a Argentina y no liquidando la divisa. Esta franja dolarizará el excedente por dos vías, cargando al Estado con los costos de la fuga.

J. Una vez más, como con Cavallo en el 82, hay una estatización de la deuda privada de las grandes empresas.

Visto 1523 veces

Artículos relacionados (por etiqueta)

Calle Angosta | Periódico Digital. Publicación digital con artículos de interés en diversas temáticas, con selección de textos, imágenes, audios y vídeos.

Archivos de programas