Sábado, 22 Junio 2024

Sindrome de Heller o Trastorno desintegrado infantil

El síndrome de Heller, también conocido como trastorno desintegrativo infantil (TDI) o síndrome de desintegración infantil, es un trastorno del desarrollo infantil que se caracteriza por la pérdida significativa de habilidades y funciones previamente adquiridas.

Recibe su nombre en honor a Theodor Heller, el médico austriaco que describió por primera vez este trastorno en 1908.

El síndrome de Heller afecta principalmente a niños, generalmente entre los 2 y 10 años de edad, y se manifiesta a través de una regresión en múltiples áreas del desarrollo, como el lenguaje, las habilidades sociales, el juego y el control de los esfínteres. Los niños con síndrome de Heller experimentan una pérdida abrupta de las habilidades que habían adquirido previamente, lo cual puede ser muy preocupante para los padres y cuidadores.

Las causas exactas del síndrome de Heller no se conocen con certeza, pero se cree que puede estar relacionado con factores genéticos y ambientales. Algunos estudios sugieren que puede haber una predisposición genética y que ciertos factores ambientales, como infecciones virales, traumas o estrés, podrían desencadenar el trastorno en niños susceptibles.

El diagnóstico del síndrome de Heller se basa en la observación de la pérdida de habilidades y funciones, así como en la exclusión de otras posibles causas. Se debe realizar una evaluación exhaustiva del desarrollo y del comportamiento del niño, y en algunos casos pueden ser necesarias pruebas adicionales para descartar otras condiciones médicas.

El tratamiento del síndrome de Heller se enfoca en brindar apoyo y terapia para ayudar al niño a recuperar y desarrollar nuevamente las habilidades perdidas. Esto puede incluir terapia del lenguaje, terapia ocupacional, terapia conductual y programas educativos individualizados. El apoyo y la orientación para los padres y cuidadores también son fundamentales en el manejo del trastorno.

Es importante tener en cuenta que el síndrome de Heller es un trastorno poco común y se considera dentro del espectro más amplio de los trastornos del espectro autista (TEA). Si tienes preocupaciones sobre el desarrollo de tu hijo, es recomendable buscar la evaluación y orientación de profesionales de la salud, como médicos o psicólogos infantiles, quienes podrán brindar un diagnóstico adecuado y recomendar el tratamiento apropiado.

Calle Angosta | Periódico Digital. Publicación digital con artículos de interés en diversas temáticas, con selección de textos, imágenes, audios y vídeos.

Archivos de programas