Sábado, 22 Junio 2024

Fight Nights at Freddy's Muñecos animatrónicos hacen de las suyas en una cinta de terror juvenil

Publicado el Miércoles, 01 Noviembre 2023 21:46 Escrito por

El género del terror parece empeñado en destruir los íconos de las franquicias de comida rápida. Si "It" nos convirtió en coulrofóbicos, ahora le toca a Chuck E. Cheese (¿Cuándo será el turno del coronel Sanders con su pollo frito siniestro?).

El ratón animatrónico guitarrista de los restaurantes infantiles fundado por Nolan Bushnell en 1977 ya tuvo su dosis de horror en "Willy's Wonderland" (2021), donde Nicolas Cage se enfrentó a animatrónicos poseídos. No podemos olvidar "The Banana Splits Movie" (2019), donde los personajes de Hanna-Barbera se volvieron sedientos de sangre. Y, por supuesto, la insólita "Winnie Pooh: Sangre y miel".

Ahora, Five Nights at Freddy's, la adaptación de los videojuegos y novelas de Scott Cawthon, llega a las salas de cine, pero su originalidad es tan cuestionable como la de "Los juegos del hambre" en relación a "Battle Royale".

Hablemos de Josh Hutcherson, quien interpreta a Mike Schmidt, un insomne ​​con un pasado traumatizante relacionado con el secuestro de su hermano. Cuida de su hermana Abby, una niña con tendencias autistas, y se enfrenta a problemas con su malvada tía que desea quedarse con la custodia. Para resolver sus dilemas, acepta un empleo de lo más cuestionable: ser el vigilante nocturno en un restaurante infantil abandonado.

El restaurante cerró en los años ochenta, lo que nos sumerge en una oleada de nostalgia ochentera, como si los noventa nunca hubieran sido tan ochentosos. Las criaturas sanguinarias recuerdan a clásicos de la época como "Gremlins", "Critters" y "Ghoulies", perpetuando la tendencia.

A lo largo de la trama, aparece Vanessa (Elizabeth Lail), una policía tan ambigua como el oficial Dewey de "Scream" en sus inicios, con la participación de Matthew Lillard, que encarnó a Shaggy en "Scooby-Doo". La historia se desenvuelve con misterios y giros que no revelaremos aquí, involucrando a cinco niños desaparecidos, cinco animatrónicos y un conejo amarillo que parece pariente de la criatura de "Donnie Darko".

La película se niega a abrazar el gore para atraer a un público más joven, lo que la convierte en una hermana menor de las adaptaciones de "Escalofríos", la trilogía de "La calle del terror", "Historias de miedo para contar en la oscuridad" y "La casa del reloj en la pared". Aunque logra mantener nuestra atención y provocar algunos sustos, es innegable que su originalidad y profundidad dejan mucho que desear.

Lo más interesante ocurre cuando Abby entabla amistad con los animatrónicos, algo que recuerda a "Mi amigo Mac", la película que se convirtió en un infomercial de McDonald's en una historia sobre un niño que hace migos con un extraterrestre, aunque en este caso, piensen en una niña entablando amistad con Jason, Freddy, Michael, Leatherface y Chucky. Breve, pero perversamente atractivo para los amantes del slasher.

Sin embargo, la trama se desliza hacia una copia mediocre de "Deadly Friend", la alegría olvidada de Wes Craven, donde una niña abusada se convierte en una asesina despiadada, o de la película de la banda Kiss llamada "El ataque de los fantasmas". ", pero esta vez sin las tripas ni la sangre. Para el público que busca novedades sin profundizar en la calidad o la originalidad, esto puede pasar desapercibido.

P.D. Five Nights At Freddy’s incluye unas innecesarias escenas postcréditos.

 

Visto 1749 veces

Calle Angosta | Periódico Digital. Publicación digital con artículos de interés en diversas temáticas, con selección de textos, imágenes, audios y vídeos.

Archivos de programas